El embuste del poder

Hay personas que lo están pasando muy mal. Personas que después de toda una vida de trabajo y cotización ahora se ven en la calle y sin dinero para comer. En Junio quitaran a  los parados la paga de la cual muchos comían y sobrevivían.

Es cierto también que muchos juegan con las ayudas y abusan de los servicios que tenemos a nuestra disposición ¡Hasta ahí llego! Sé  que España es por antonomasia el país donde hay más pillos y vividores por metro cuadrado. Si se puede cobrar el paro y trabajar en negro,  engordar facturas,  comprar lo robado a un precio irrisorio, amañar tarifas etc,etc.…pues se hace sin más remilgos.  El comadreo es la venda que tapa los ojos a la decencia. La historia de nuestro país deja claramente escrita que somos los reyes de la ilegalidad, la manipulación y el fantocheo. Si eso lo hacemos los ciudadanos de a pie con una mísera tontería ¿qué no harán los peces gordos con sus manos llenas y el publicó a sus pies?

Se presentan ante los ojos de la vida pública con la cabeza erguida revestidos de dignidad impoluta para comprar los votos de “la ciudadanía desamparada” Aparecen ante nosotros como los Mesías resucitados escupiendo sus palabras encofradas, proclamándose  sin recato los salvadores de un pueblo al que ellos mismos  hundieron previamente  para después  poder  salvarlo.

Ni los unos, ni los otros. Los que están en el poder solo quieren permanecer y los que no están, lo único que anhelan es que salgan esos para colocarse ellos. !!!Unos son malos ¿pero y los otros?!!! En vez de ofrecer soluciones  y buscar alternativas entre todos que refloten al país, lo único que hacen es pelearse como perros hambrientos por un hueso. El hueso de una cartera de piel negra.

El testimonio de un hombre Canario, al periodista Luis de Olmo que corre por Internet es para poner los pelos de punta al más insensible de los humanos. Como él, mucha gente esta rozando la miseria en este país de pandereta, falsa solidaridad y tapadera de delincuentes.

Mantenemos desorbitadas  pensiones a los políticos que ya dejaron el poder y les quitamos a las viudas las pensiones de sus maridos que se mataron a trabajar  toda la vida para conseguir que sus familias viviesen dignamente. Las arcas del Estado revientan por gastos innecesarios y abusos constantes ¡y nosotros, los ciudadanos, tenemos que apretarnos los cinturones!

Según las ultimas elecciones los omniscientes populares son la solución para este problema. El mapa azul nos va a salvar de esta crisis diabólica y, yo me pregunto ¿qué ha  hecho esta gente hasta ahora? ¿Por qué no han dado su apoyo político en pro del país que tanto aman y han colaborado como se espera de una oposición coherente a la resolución de los conflictos, en vez de lloriquear como nenazas y criticar sin descanso la gestión del ejecutivo vigente? No han aportado ni una solución durante este tiempo  ¡Y ahora tienen la piedra filosofal!

Servicios Sociales están minados de personas con necesidades. No hay ayudas para todos. Tenemos leyes aprobadas que solo son eso leyes aprobadas, pero el dinero no llega para llevarlas a cabo.

Los recortes en la Sanidad Publica son una vergüenza, nos quieren hacer tragar la normativa del Copago. ¿Qué Copago? ¡Será Repago! No basta con lo que pagamos ya, que hay que volver a pagar otra vez.

Hasta para ayudar hay que saber hacerlo. ¡No se puede ayudar a nadie si primero no te ayudas a ti mismo! Esto es una máxima en psicología. Nuestras ayudas se van fuera y aquí nos quedamos con las migajas del sueño Español. Un sueño que por fin a sacado a la gente a la calle y que, visto lo visto estos días en la Plaza Cataluña, nos devuelve a  los tiempos del que está enterrado en el Valle de los Caídos.

Las manifestaciones previas a las últimas elecciones generales dieron como ganador a ZP tras la patética gestión del 11M. El colchón de la revuelta sirvió para catapultar a los socialistas a dirigir a una España enfadada. Ahora ha vuelto a pasar lo mismo.  La crispación política, el miedo al futuro, la inestabilidad económica y laboral se ha instaurado en la ciudadanía. Una ciudadanía edulcorada que se debate entre su bienestar y la impotencia de lo que se esta viviendo.

He estado repasando la discográfica de nuestros cantautores y es escabroso descubrir que a pesar de los años sus canciones podrían ser aún hoy, el numero uno de todas las listas discográficas del momento.  A ver si nos ponemos un poquito las pilitas todos aunque sólo sea por la memoria de aquellos que lucharon y dejaron su sangre en las cunetas convencidos y convencidas de que su entrega valía la pena. ¡A! y así de paso a ver si podemos cantar otra cosa.

Galilea

  1. Ningún comentario todavía.
Enviando el comentario, un momento...

Deja un comentario

Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>
Trackbacks & Pingbacks ( 0 )
  1. No trackbacks yet.